La belleza

La belleza no es un like, ni un cuerpo tonificado, ni si quiera la belleza es la piel, ni tus ojos. Todo eso caduca, incluso cambia o se apaga y la belleza es algo que no depende del tiempo, tú eres bello aunque tu piel se agriete o sufra un accidente. Pero la belleza sí es un abrazo por la espalda cuando creías que esa persona ya se había ido y empezabas a echarla de menos.  La belleza es mi amiga despidiendo a su perro en una fría sala que ambos inundan de amor, es un hijo acompañando a su madre a quimioterapia, y ese beso antes de entrar.

La belleza es ella, M, que siempre dice que está bien, y está bien hasta cuando está jodida, porque es valiente y nunca se compadece ni compadece y sonríe por arterias y venas. 

La belleza son esos padres y madres, que te ven y te aman con tu realidad, sin necesidad de sentirse orgullosos, solo de sentirse y sentirte. Esos que nos hacen seguir nuestras vidas aunque falten y que echaremos de menos algún día. Eso también es belleza, echar de menos. 

La belleza son los silencios entre las personas, la confianza de los que se quieren y respetan.

La belleza no son tus ojos, pero si las miradas. No es la piel, pero sí cada caricia que precede a una sonrisa.

Es el maravilloso amanecer tras una noche de llanto que te hace ver que el sol es más importante que tú.

La belleza es un ¿qué necesitas?, en vez de un consejo. Es tu hermano o hermana recordando cualquier momento de la infancia, y digo cualquier porque hasta lo más doloroso tiene belleza cuando puedes recordarlo con tu herman@ (el de genes o el que te regala la vida).

La belleza fuiste tú saliendo de mis entrañas llena de sangre y ganas.

La belleza es cualquier cosa, menos todo eso que nos hace esclavos, que nos hace perdernos el respeto a uno mismo y al de al lado.

 #iriscarrasco