LA REINA DE LOS KAMIKAZES

La reina de los kamikazes, esa soy yo.

La que despega sin gasolina y se enamora del bandolero, y luego llora porque le dejó tirada por unas cuantas monedas de plata.

La que invierte en empresas rotas y pone su dinero alma y corazón.

La reina de los kamikazes,

la que se cae, se levanta, se cura la herida y sigue, porque eso es lo que tienen que hacer las chicas fuertes, aunque se cansen de ser fuertes y sólo quieran llorar un poco y que las levante otro.

La que no recibe rosas ni poemas, porque debe de ser que una chica como yo no los espera.

La reina de los Kamikazes,

la que echa de menos que le cuentes cosas, y se las cuenta así misma para no olvidarte, esa soy yo, la que escribe por no llorar, la que ríe por elección.

La que habla sin pensar, para poder decir siempre la verdad, la que pierde el interés si no le llamas, la que espera que alguien mire dentro de ella y se de cuenta del fino cristal que la compone.

La reina de los kamikazes,

la perdedora…..

que siempre lleva siempre un as en la manga, a punto de sacar.